FORMATOS DE AUDIO Y VÍDEO7 min read

AUDIO

Los archivos de audio digitales se pueden guardar en distintos formatos. Cada uno se corresponde con una extensión específica del archivo que lo contiene. Existen muchos tipos de formatos de audio y no todos se pueden escuchar utilizando un mismo reproductor: Windows Media Player, QuickTime, WinAmp, Real Player, etc. Aquí trataremos los formatos más utilizados y universales: WAV, MP3 y OGG.

El formato WAV (WaveForm Audio File) es un archivo que desarrolló originalmente Microsoft para guardar audio. Los archivos tienen extensión .wav Es ideal para guardar audios originales a partir de los cuales se puede comprimir y guardar en distintos tamaños de muestreo para publicar en la web. Es un formato de excelente calidad de audio. Sin embargo produce archivos de un peso enorme. Una canción extraída de un CD (16 bytes, 44100 Hz y estéreo) puede ocupar entre 20 y 30 Mb. Compresión: Los archivos WAV se pueden guardar con distintos tipos de compresión. Las más utilizadas son la compresión PCM y la compresión ADPCM. No obstante incluso definiendo un sistema de compresión, con un audio de cierta duración se genera un archivo excesivamente pesado. El formato WAV se suele utilizar para fragmentos muy cortos (no superiores a 3-4 segundos), normalmente en calidad mono y con una compresión Microsoft ADPCM 4 bits.

El formato MP3 (MPEG 1 Layer 3) fue creado por el Instituto Fraunhofer y por su extraordinario grado de compresión y alta calidad monopoliza el mundo del audio digital. Es ideal para publicar audios en la web. Se puede escuchar desde la mayoría de reproductores. La transformación de WAV a MP3 o la publicación directa de una grabación en formato MP3 es un proceso fácil y al alcance de los principales editores de audio. Tiene un enorme nivel de compresión respecto al WAV. En igualdad del resto de condiciones reduciría el tamaño del archivo de un fragmento musical con un factor entre 1/10 y 1/12. Presentan una mínima pérdida de calidad.

El formato OGG ha sido desarrollado por la Fundación Xiph.org. Es el formato más reciente y surgió como alternativa libre y de código abierto (a diferencia del formato MP3). Muestra un grado de compresión similar al MP3 pero según los expertos en música la calidad de reproducción es ligeramente superior. No todos los reproductores multimedia son capaces de leer por defecto este formato. En algunos casos es necesario instalar los códecs o filtros oportunos. El formato OGG puede contener audio y vídeo. Mención especial merece el formato MIDI. No es un formato de audio propiamente dicho, ya que es una partitura digital que reproduce el ordenador con «sus sonidos» internos. Vemos un ejemplo aquí.

VÍDEO

Para generar o tratar vídeos para ser publicados electrónicamente, necesitamos saber primero sus extensiones o tipos. Cada formato tiene unas características que harán que el archivo sea leído de manera más eficiente por los navegadores y dispositivos que intenten reproducirlo. Pero antes de conocerlos, hay que saber que sin una parte fundamental no podríamos ver vídeos en la web y en algunos equipos. Esta parte fundamental son los CODECS.

Un CODEC no es más que un programa que incluye un conjunto de algoritmos e instrucciones para codificar y decodificar vídeo o audio digital, de forma que se reduzca el tamaño que ocupan. De hecho, codec son las iniciales de COdificador / DECodificador. El vídeo o audio sin compresión ocuparían muchísimo, de ahí que sea necesario algo que reduzca su tamaño. Normalmente los algoritmos de compresión empleados conllevan una perdida de calidad, por lo que siempre interesará utilizar los codecs que más compresión logren y menos calidad pierdan.

Quizá el codec más famoso sea el MP3 (Moving Picture Experts Group Audio Layer 3), que nos sirve de ejemplo. Una canción que en MP3 nos ocupa unos 3 ó 4 MB con muy buena calidad, sin compresión (WAV) podría ocupar 10 veces más. La función del codec es precisamente ayudar a disminuir el tamaño del archivo sin tener una pérdida apreciable de calidad. Igualmente, para poder reproducir un vídeo o audio necesitamos el codec con el que fue comprimido, no nos vale otro. Esto es porque cada codec tiene su forma de comprimir y descomprimir, sus propios algoritmos, distintos en cada caso. De ahí la gran cantidad de codecs que existen: unos mejoran calidad, otros mejoran la compresión, etc.

Pasamos pues a conocer los archivos de vídeo más comunes:

AVI. Es el formato estándar para almacenar video digital. Cuando se captura video desde una cámara digital al ordenador, se suele almacenar en este formato con el códec DV (Digital Video). El archivo AVI puede contener video con una calidad excelente. Sin embargo el peso del archivo resulta siempre muy elevado. Admite distintos códecs de compresión como CinePak, Intel Indeo 5, DV, etc. Los códecs con más capacidad de compresión y una calidad aceptable son DivX y XviD. El formato AVI puede ser visualizado con la mayoría de reproductores: Windows Media, QuickTime, etc. siempre y cuando se encuentren instalados en el equipo los adecuados códecs para cada tipo de reproductor. Es ideal para guardar videos originales que han sido capturados de la cámara digital (codificados con DV). No es recomendable publicarlos en Internet en este formato por su enorme peso. Los códecs CinePak, Intel Indeo, DV, etc. no ofrecen una gran compresión. Los códecs DivX y XviD por el contrario consiguen una óptima compresión aunque se suelen destinar sobre todo a la codificación de películas de larga duración.

MPEG. Es un formato estándar para la compresión de video digital. Son archivos de extensión *.MPG ó *.MPEG. Admite distintos tipos de códecs de compresión: MPEG-1 (calidad CD), MPEG-2 (calidad DVD), MPEG-3 (orientado al audio MP3) y MPEG-4 (más orientado a la web). Se reproducen con Windows Media Player y QuickTime.

MOV. Es el formato de video y audio desarrollado por Apple. Utiliza un códec propio que evoluciona en versiones con bastante rapidez. Este tipo de archivos también pueden tener extensión *.QT Se recomienda utilizar el reproductor de QuickTime. Existe una versión gratuita del mismo que se puede descargar de Internet. Es ideal para publicar videos en Internet por su razonable calidad/peso. Admite streaming. El streaming es la distribución digital de archivos multimedia a través de una red de computadoras, de manera que el usuario consume el producto (generalmente archivo de video o audio) en paralelo mientras se descarga. La palabra streaming se refiere a una corriente continuada, que fluye sin interrupción.

WMV. Ha sido desarrollado por Microsoft. Utiliza el códec MPEG-4 para la compresión de video. También puede tener extensión *.ASF Sólo se puede visualizar con una versión actualizada de Windows Media 7 o superior. Esta aplicación viene integrada dentro de Windows. Es ideal para publicar videos en Internet por razonable calidad/peso. Admite streaming.


El streaming es el sistema de visualización de archivos de audio o vídeo, que consiste en descargar el archivo a la misma vez que se está reproduciendo, evitando así tener que descargarlo primero para poder verlo una vez descargado. El ejemplo más cercano son los vídeos de Youtube o Whatsapp o los audios de Soundcloud.


Para reproducir en modo local, hay muchísimos programas gratis o no, pero el más recomendado y usado es el VLC tanto para Mac como PC.

Este sitio web utiliza cookies para tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptándolas y también nuestra política de cookies. Más info aquí.

ACEPTAR

Aviso de cookies