Han llegado para quedarse. Los llaman serigrafía digital, pero su funcionamiento es muy diferente.

Un tránsfer de altísima calidad y una impresión directa de no tanta.

DTG: Impresión directa a prenda

DTF: Transfer de alta calidad