IMPRESIÓN DE GRAN FORMATO Y ROTULACIÓN12 min read

ROTULACIÓN

Entendemos por  rotulación  todo el mundo de las artes gráficas que abarca la impresión de gran formato, cartelería, vehículos, mupis y opis, sobre diferentes materiales, gigantografías, decorativa, rotulación corpórea (con formas tridimensionales y/o con iluminación), así como todo lo que tiene que ver con el trabajo realizado con vinilo. Vamos a centrarnos en este último, para comenzar a entender la rotulación más clásica y sencilla. Después pasaremos por los tipos de plóters y diferentes variantes que hay en el mercado de cómo rotular un producto gráfico.

Antes de nada, un vídeo para ver las posibilidades del vinilo de corte si se usa con buen gusto 💛

[su_vimeo url=»https://vimeo.com/51460511″ width=»1600″ height=»900″]

TIPOS DE VINILO

Para empezar dividimos dos grupos que son: vinilo de corte y vinilo impreso. Dentro de ambos grupos podemos encontrar vinilo textil y vinilo de rotulación.

Comenzaremos viendo el vinilo textil de corte, ya que el vinilo textil impreso no lo vamos a tocar, pues en mi opinión queda fatal, mete calor y aguanta pocos lavados.

La diferencia entre el vinilo de corte y el impreso, radica en que el impreso es un vinilo blanco al que se le aplica tinta encima, mientras que el vinilo de corte es un material de un color o textura homogéneos que recibe un corte de una cuchilla resultando formas geométricas tales como dibujos, letras o cualquier elemento reproducible por un programa vectorial. Esa es la única condición además de los tamaños mínimos, que tiene que tener un diseño para ser «impreso» en un plotter de corte. Podríamos resumirlo con que un trabajo estaría correcto para plotear con:  estar en formato vectorial y contar con las pautas que hemos visto todo el año, como son las de expandir trazos, convertir a curvas las tipografías y fundir todas las formas que se superpongan o estén muy próximas.  Además si vamos a superponer colores debemos aplicar el efecto de reventado para que los colores encajen con un margen de seguridad.

VINILO TEXTIL

El vinilo textil no es vinilo como tal. Es decir, el vinilo está hecho de PVC y el vinilo textil es poliuretano (aunque los hay de mala calidad que sí son de PVC), pues es más elástico y se amolda mejor al tejido. Consta de dos capas, un plástico transparente de bastante grosor que hace de soporte/transportador, y el propio poliuretano que suele ser de muy pocas micras de grosor para fundirse mejor con la ropa. Podríamos definirlo entonces como una lámina plástica termoadhesiva.

Cuando el vinilo se corta con la cuchilla del plóter, hay que pelar el sobrante del diseño y plancharlo con calor sobre el tejido. Dependiendo mucho del tipo de tela, habrá que aplicar más o menos calor, pero sobre algodón normal (el material típico de las camisetas básicas) plancharemos a una temperatura de entre 150 y 160ºC (320 grados Fahrenheit en la máquina) durante 15/20 segundos. El resultado es como el de la foto, es decir, queda muy bien definido y nítido, los colores son puros como el propio vinilo, y aparenta buena calidad. Otro punto a favor con respecto, por ejemplo con la serigrafía, es que se pueden hacer pocas unidades con un coste bajo, y disponemos de una enorme cantidad de colores y tintas especiales como oro, plata, fluorescentes, purpurinas, etc.

Las desventajas que tiene son entre otras, que con el tiempo pueden despegarse los picos más finos, y da la ligera sensación de tener un parche pegado a la ropa. Para hacer tiradas largas sale caro por el laborioso proceso de pelado, y ahí pierde el partido contra la serigrafía. Además, tampoco podemos hacer con vinilo textil de corte tramas pequeñas ni imágenes fotográficas. Para ello debemos usar vinilo textil de impresión, pero entonces la sensación de parche es ya enorme, por lo que la descartamos en este tema.

Aquí tenéis un vídeo del pelado y planchado de una camiseta muy sencilla. He elegido este vídeo porque tienen la misma plancha que tenemos nosotros:

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=aEzThoFYipU» width=»800″]


VINILO DE ROTULACIÓN

El vinilo de corte es un material plástico al que se le añade un pigmento de color en su fabricación. Es decir, el color que tiene es puro ya que le viene de fábrica. No es un vinilo blanco con tinta encima, si no una masa plástica que nace ya con su color definitivo. Para comenzar a conocer las variedades de vinilo que hay, tenemos que dividir dos grupos: los vinilos calandrados y los fundidos.

Los  vinilos calandrados  se fabrican partiendo de una pelota enorme de PVC, la cual por presión y estiramiento de unos rodillos se llega a aplanar hasta quedar estirada sobre el soporte de papel siliconado. Es como una masa de pizza que estiramos hasta aplanar en el plato. El vinilo calandrado se puede encontrar con componentes en su fabricación monoméricos o poliméricos.

– El monomérico es de peor calidad y sólo es recomendable  sobre superficies lisas y en interiores,  ya que si se coloca en exteriores se acaba quemando en poco tiempo. Es un vinilo con mucho efecto memoria, que significa que con el tiempo se retrae varios milímetros o incluso centímetros, buscando su forma de «pelota» inicial. Tiene entre 80 y 100 micras de espesor y dura unos dos o tres años. Este vinilo se usa para las impresiones en gran formato normales, que no requieren de un vinilo de calidad ya que la tinta es lo que queda en la superficie.
– El vinilo polimérico tiene más calidad, mas duración (5 a 7 años), menos efecto memoria y es apto para superficies lisas y ligeramente curvadas. Estos dos tipos de vinilos calandrados pueden encontrase en el mercado desde 3 o 4 euros el metro cuadrado.

Por otro lado tenemos el  vinilo fundido.  Está hecho de PVC, y su fabricación consiste en derretirlo para verterlo y esparcirlo sobre el papel de soporte. Imaginad cómo se fabrican los caramelos, sería algo parecido. Se consigue por tanto el vinilo de mejor calidad, duración y adaptabilidad a cualquier forma, ya que no presenta efecto memoria. Con calor y tiempo es perfecto para rotular vehículos integrales aunque es un vinilo caro que cuesta de 20 a 60€ el metro cuadrado.

Dentro de los muchos tipos de vinilo que existen, hay de texturas, imitación a materiales, espejo, purpurinas, vinilos microperforados, etc. Este último es curioso ya que entra en una calandra que lo perfora y le hace micro agujeros. Se coloca con un pegamento negro o gris que causa un efecto óptico resultando una visión del 50% desde dentro y un vinilo opaco desde fuera.

Aquí otro tipo de rotulación 😉

[su_vimeo url=»https://vimeo.com/142883618″ width=»1600″ height=»900″]


PLOTTERS DE CORTE

Tanto para el  vinilo textil de corte  como para el  vinilo de rotulación,  se utilizan máquinas llamadas plóters de corte. Son máquinas de hasta 5,20 metros de ancho, que a través de una aguja/cuchilla, recortan sólo la capa superficial del vinilo, dejando el papel de base intacto para un posterior pelado del sobrante del diseño. Cuando se ha pelado, queda el trabajo final listo sobre el papel siliconado de soporte. Entonces se le aplica el papel/plástico transportador, que lo que hace es adherirse exteriormente al diseño, retirándolo del papel siliconado y llevándolo al lugar final a rotular. La velocidad y presión de los plotters de corte depende de su marca y precio, pero suelen ser bastante rápidos preparando archivos en pocos minutos.

Cabezal de plotter Roland cortando vinilo amarillo.

VINILO IMPRESO

En impresión el vinilo que se usa es normalmente de calidad media/baja que viene preparado con un coating (recubrimiento) para proteger la tinta. Es básicamente una impresión normal pero sobre un soporte plástico, donde la diferencia entre los sistemas de impresión y la naturaleza de las tintas, marcan la diferencia dependiendo qué queramos y dónde lo queramos colocar.

LAS TINTAS

Lo que más distingue a un plóter de impresión de otro además de su tamaño (hay plotters de hasta 5,20m de ancho), es su  sistema de impresión.  Las tintas y cómo reaccionan con el soporte son la base de cómo han ido evolucionando hasta conseguir cada vez mejores calidades, más resistencia y sobre todo el cuidado al trabajador y respetar más el medio ambiente.
Los cuatro grandes grupos de plotters de impresión en base a sus tintas son:

Tintas solventes. Es el sistema más antiguo y  utiliza tintas cuyos pigmentos están disueltos en disolventes.  Hace años la sociedad no estaba tan concienciada con el respeto al medio ambiente, por lo que se usaban estas tintas que son sin duda las más contaminantes. Son de las más duraderas porque el disolvente abre el poro, el pigmento penetra y el disolvente se evapora, dejando el pigmento dentro del soporte. Aun así, son tintas translúcidas para permitir una mejor mezcla de colores pero que dejan ligeramente ver el fondo. Los plóters que usan este sistema son máquinas muy rápidas a la hora de imprimir, ya que el disolvente se evapora muy rápido, pero se necesitan el menos 24 horas para que se seque del todo, ya que el disolvente debe evaporarse por completo antes de manipularlo. Hoy en día están en desuso por el alto nivel de contaminación que genera y los problemas para la salud que conlleva el aspirar sus vapores, tanto es esto, que de lo agresivo que es desgasta y estropea los propios componentes de la máquina en sí. Sí se usan en países en vías de desarrollo como los africanos, de la Europa del este o latinoamericanos.

Tintas Ecosolventes. Es un sistema muy similar al anterior, pero en una proporción pigmento-agua-disolvente menos contaminante. Esto se debe a que con en tiempo, la sociedad empezó a ser más responsable con el medio, y las empresas no podrían quedarse atrás. Así, se rebajó la proporción de contaminantes y con ello se crearon unas tintas más ecológicas. De ahí su nombre «eco».

Tintas Látex. Este método fue sacado al mercado por HP sobre 2010 y utiliza una base de agua donde se diluye su pigmento. El problema es que el la luz del sol agrede al pigmento hasta hacerlo desaparecer, así que HP incluyó disuelto un porcentaje de látex que, al curar con el calor de la máquina, hace que el látex (que está en estado líquido) se solidifique y dure mucho más tiempo y aguante más la intemperie. Son tintas más opacas que las solventes y ecosolventes. Las tintas látex son muy poco contaminantes y como hemos dicho tienen base acuosa. Es un sistema más limpio y respetuoso con el medio y el trabajador ya que no requiere ventilación y genera muy poco residuo. Por contra, las máquinas requieren un gran gasto energético y su consumo es muy elevado.

Tintas UVI. Del inglés Ultra Violet Ink o tinta ultravioleta. Son las tintas que actualmente más resisten a la intemperie. Son 100% sólidas, contienen pigmentos, prepolímeros y materiales sensibles a los rayos UV. Después de imprimir en un sustrato, el prepolímero se endurece y seca instantáneamente formando una capa seca y de color gracias a la luz UV. La tinta dura tiene excelente resistencia al agua y la decoloración. Sus tintas son muy opacas y con un alto grado de densidad, como el color blanco, azul o la más densa: el negro. Su sistema es muy poco contaminante pero sí tiene fama de cancerígeno. Por ello, los trabajadores van muy protegidos para no exponerse a los gases que genera. La característica principal que tiene es que al ser la técnica más moderna, permite impresiones en plano (Sólo los plóters de impresión plana) sobre diversos soportes con bastante grosor e incluso con tinta blanca y barnices con reserva. De hecho, al secar instantáneamente puede imprimir un motivo sobre sí mismo varias veces, lo que genera una impresión en relieve.

PLOTTERS DE IMPRESIÓN

Dentro de los plóters de impresión podemos distinguir entre los llamados plotters de impresión normales (de bobina o rollo) y los de impresión plana. Los de bobina usan el soporte (vinilo) en rollos continuos mientras que los de impresión plana pueden imprimir en multitud de soportes directamente sobre la superficie. Por ejemplo, un plóter de impresión normal, imprime sobre vinilo blanco la tinta de colores para generar un impreso generalmente de gran tamaño, mientras que un plóter de impresión plana, puede imprimir madera, metal o diferentes materiales directamente en la mesa y hasta de un determinado grosor. Veamos un vídeo de un plotter de impresión normal:

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=Cw5wGLHsy9E» width=»800″]

Ahora otro sobre un plotter de impresión plana:

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=rbzCB4RVQJg» width=»800″]

rotulación corpórea y manual

Además de los métodos que hemos visto, faltarían los de la rotulación corpórea, que va desde letras o motivos en PVC o Dibond, pasando por el Porexpán o el tubo de neón.

En este artículo (en inglés), tenéis varios métodos de cómo rotular en gran formato usando técnicas manuales como pintura o spray. Para terminar una muestra de este tipo de mural «manual» (imágenes de rightwaysigns):


Ahora vamos a trabajar en un ejercicio de vinilo textil, donde cortaremos, pelaremos y plancharemos un diseño por cada alumno. Descargadlo aquí:

[su_button url=»http://www.victorperez.es/aula/descargas/iv/19.pdf» target=»blank» style=»flat» background=»#ffc000″ size=»5″ radius=»0″ icon=»icon: arrow-down»]Descargar ejercicio[/su_button]

 

Fuentes: Agradecimiento especial a Juan José Galán, gerente de A0digital / HP / Avery Dennison

Este sitio web utiliza cookies para tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptándolas y también nuestra política de cookies. Más info aquí.

ACEPTAR

Aviso de cookies